Conoce tus derechos y obligaciones ante una inspección de Hacienda

Las inspecciones pueden llegar a dar miedo, sobre todo sus sanciones debido a la gran cantidad de datos que revisan en cada cita. Si Hacienda llama a tu puerta tienes que estar preparado, debes conocer cuáles son tus derecho y obligaciones a la hora de estar en esta situación.

Algunos de los derechos más importantes de este proceso son:

  • La notificación de la inspección, deben avisarte en el caso de que tengas una cita con Hacienda, ya sea por vía correo, e-mail, sede electrónica…
  • Derecho a la privacidad, para poder revisar algunos de los documentos más privados, los inspectores deben tener una orden judicial.
  • Derecho a la aportación de información, si lo deseas, para la defensa de tus legítimos intereses, puedes presentar documentos de forma voluntaria.

Como contrapartida, también hay una serie de deberes:

  • Colaborar: Debes facilitar lo máximo posible este proceso, además si el inspector lo requiere, puede pedir más documentos y tienes la obligación de presentar.
  • Cumplir con los periodos: Debes respetar los plazos de cada procedimiento, ya que hay varios pasos desde la notificación hasta la liquidación de actas.
  • Pagar actas y sanciones: Cuando termina el proceso, te van a notificar los pagos que tienes que efectuar y sus plazos. ¡Cuidado! en caso de no respetarlo pueden embargar tus bienes.

¿Sabes cuáles son las infracciones y sanciones?

Debes conocer los dos tipos de infracciones que existen en las inspecciones, por un lado está la ocultación de datos, cuando no presentas declaraciones que hacen omitir parcial o totalmente un proceso que conlleva a deuda tributaria; por otro lado, el fraude como las anomalías en los libros de registro y contabilidad o el uso de documentos y facturas falsos.

Toda causa tiene su efecto, en este caso, si cometes una infracción serás sancionado. Hay varios tipos de sanciones, se clasifican en leve (50% sobre la base de la cuantía), grave (50-100% sobre la base de la cuantía) y muy grave (100-150% sobre la base de la cuantía). El grado de la sanción lo marca la Ley española.

¿Hacienda te ha sancionado durante un inspección?

Desgraciadamente, Hacienda te ha sancionado, si no estás de acuerdo con la multa y eres capaz de demostrarlo, puedes recurrir a ella. Antes de nada, debes tener claro que no se sanciona por recurrir una multa, pero si que se pierde la bonificación por conformidad de la misma (alrededor de un 30%).

Te presentamos las dos vías principales a través de las cuales puedes hacerlo, no son complementarias, se debe elegir una de ellas y tienes un plazo de un mes desde el conocimiento de la multa.

Una de las vías es el recurso de reposición, se trata de pedir una segunda revisión, adjuntando un formulario que alegue los motivos por los cuales la multa es errónea. La otra vía es la reclamación económica administrativa consiste en presentarla ante un organismo desvinculado de manera que aporte imparcialidad a la hora de la resolución.

Los consejos que necesitas para cuando llegue la inspección:

Antes de la visita…

  • Prepárate, en cualquier momento Hacienda puede llamar a tu puerta, debes estar tranquilo y no tener miedo. Si has hecho las cosas bien no tienes que temer nada.
  • Cuando te han notificado a priori, debes revisar tus declaraciones de ejercicios anteriores y asegurarte de que todos los recibos se ajustan con los ingresos y gastos declarados.
  • Es importante que si tienes una inspección pronto tengas todos los papeles necesarios ordenados, ya que aportará más facilidad y mayor rapidez a la visita.
  • También puedes contratar un asesoría externa para que te prepare todos los documentos de los que debes disponer a la hora de la inspección.

Durante la visita…

  • Debes mantener la calma, no debes temer a los inspectores, estos están obligados tratar con cortesía a cada individuo al que inspecciona, por lo tanto, actúa con la mayor naturalidad posible y sin resquemores.

Después de la visita…

  • Lee atentamente la diligencia que recoge los hechos. Si no estás de acuerdo en algo, no firmes y expón cuál es el motivo de tu discrepancia.

 

¿Necesitas ayuda? Te escuchamos



Llámanos al 913 56 63 88