fbpx

Loterías del Estado: cuatro razones que indican su politización

Loterías-del-Estado

Recientemente hemos visto como más de 300 loteros reunidos en la primera Convención de Anapal llevada a cabo Valencia (donde Hedilla Abogados estuvo presente como organizador de dos talleres), reclamaban de manera unánime una despolitización de Loterías del Estado. Asimismo, también exigieron un cambio de dirección para renovarse en beneficio del juego público, de modo que la pregunta es clara: ¿Está politizada Loterías del Estado? Nuestra respuesta es un sí rotundo.

En un sector que emplea alrededor de 15.000 personas y que factura más de 8.800 millones de euros al año, no cabe la posibilidad de una gestión que esté supeditada al signo político, puesto que los gobiernos fluctúan, pero Loterías no. Y ahí está el principal problema, que al final son los propios loteros los que tienen que acarrear con las decisiones, buenas o malas, que tomen los gestores de turno.

Para nosotros, que somos firmes defensores de una independencia total de la gestión de Loterías del Estado, el cambio en la política de asignación de los gestores de la entidad resulta crucial no sólo para un mejor funcionamiento, si no para garantizar un futuro y una estabilidad del sector que actualmente puede verse comprometida.

Razones por las que Loterías del Estado está politizada

La primera de las razones por las que esta entidad está politizada es la rotación de los directores. Casualmente cada cambio de legislatura se produce un cambio en el órgano rector y esto afecta a la competitividad. ¿Por qué? Porque los elegidos no son expertos en este campo, todo lo contrario, desconocen en gran medida todos y cada uno de los Juegos del Estado (Lotería Nacional, Lotería Primitiva, Quiniela, etc.). Y para cuando han conseguido comprender el funcionamiento se les sustituye (motivados por un cambio de gobierno)  por otros que llegan al cargo igual que sus antecesores: sin conocimiento del entorno.

La segunda razón es más obvia. Dentro del Consejo de Administración de Loterías del Estado suele haber políticos y/o altos funcionarios que acceden al cargo no por méritos en su gestión o por su vasto conocimiento del sector de las loterías, si no como premio o retiro por un buen servicio en otros ámbitos relacionados más con el partido al que pertenecen. De este modo la meritocracia brilla por su ausencia.

El tercer motivo se produce en consecuencia de los dos anteriores. Al ser cargos que se han elegido a dedo, éstos tienden a ser mucho más dúctiles a la hora de tomar decisiones que tengan intereses de terceros en juego. Esto sin duda pone en peligro al sector, a los loteros y a la propia gestión de los beneficios. No está de más recordar que el 100% del capital es de titularidad del Estado y sus beneficios van para él.

Cuarto y último motivo. Llegado este punto, más allá de seguir ahondando en el problema, creemos que es necesaria por nuestra parte y compromiso con Loterías del Estado, aportar una solución. Desde Hedilla Abogados consideramos que una cabeza gestora compuesta simplemente por profesionales conocedores del ámbito de las Loterías, puede ser la principal salida ante este problema.

Es necesario un tecnócrata para que devuelva el rumbo a un ente, que a pesar de su gestión, sigue siendo una fuente de generación de ingresos y empleo para nuestra economía.

 

Miguel Hedilla Rojas

Author Miguel Hedilla Rojas

More posts by Miguel Hedilla Rojas

Leave a Reply

Llámanos al 913 56 63 88

Abrir chat
1
💬¡Hola! ¿Necesitas ayuda?
¡Hola, te damos la bienvenida a Hedilla Abogados! ¿En qué podemos ayudarte?