Bondades de las Administraciones de Loterías. Valor seguro

administraciones-de-loterías

A la hora de escoger entre invertir en un negocio tradicional, como puede ser un restaurante o una tienda de alimentación, o en una administración de loterías, deberás tener en cuenta unas consideraciones que te permitan analizarlo con cierta perspectiva.

La primera consideración es que las administraciones de loterías son negocios que cuentan con el total respaldo del Estado, puesto que las licencias de venta de lotería son emitidas por este. Esta es una razón de gran peso ya que garantizan a los nuevos propietarios de administraciones de loterías la estabilidad y seguridad que tanto se busca al realizar una inversión de cierto capital.

Otra consideración que debemos tener en mente es la de que este tipo de negocios tienen un periodo de explotación de por vida, esto significa que una vez adquieres uno de estos negocios podrás disfrutarlos durante toda la vida. Además, podrás llevar a cabo la donación del mismo a algún familiar o conocido si así lo deseas.

También hay que tener en cuenta que al invertir en un despacho de loterías estamos invirtiendo en un negocio con más de 250 años de trayectoria, creando una cultura de oportunidad y esperanza alrededor del negocio y a lo largo de todo nuestro país, creando así una comunidad muy sólida de clientes.

En cuanto al marketing y la publicidad, estos negocios cuentan con la ventaja de que el Estado se encargará de todos los trámites relacionados con estos ámbitos. Entre otros, el Estado se encargará de publicitar la Lotería de Navidad con sus famosos anuncios televisivos, los cuales producen un incremento de las ventas en el último trimestre de cada año, permitiéndolas facturar incluso la mitad de sus ingresos en estos últimos meses del año.

Gracias a todo esto las administraciones de loterías han logrado adquirir una imagen de marca muy positiva entre los ciudadanos españoles, siendo negocios muy queridos y valorados.

Finalmente, las administraciones de loterías son negocios muy sencillos de llevar. No tendrás que preocuparte por la cantidad de stock que adquieres de un producto, las posibles pérdidas por el stock no vendido o caducado, o los imprevistos que puedan surgir en todo negocio que se inicia. No tiene apenas complicaciones: el producto es facilitado por el Estado, el producto no vendido es devuelto al Estado sin pérdidas, su periodo de explotación es de por vida y no lleva asociado ningún tipo de imprevistos.

¿Necesitas ayuda? Resolvemos tus dudas



Llámanos al 913 56 63 88

Abrir chat
1
💬¡Hola! ¿Necesitas ayuda?
¡Hola, te damos la bienvenida a Hedilla Abogados! ¿En qué podemos ayudarte?