Reducción de la huella de carbono en una administración de loterías

By julio 12, 2021Uncategorized

La huella de carbono es la herramienta para saber cuál es nuestro impacto ambiental. A nivel individual lo podemos reducir, pero las empresas y organizaciones tienen un papel fundamental, por la responsabilidad y la capacidad de actuar.

¿Qué es exactamente la huella de carbono?

La huella de carbono es la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) producidas por efecto directo o indirecto por un individuo, organización, evento o producto. Se expresa en toneladas de CO2.

Hoy en día, casi la totalidad de las actividades que realizamos (movilidad, alimentación, procesos de fabricación, etc.) y los bienes que consumimos y utilizamos (electrodomésticos, menaje, calderas, frigoríficos, etc.) implican un consumo energético, es decir una contribución a las emisiones a la atmósfera y por tanto participar en el calentamiento global del planeta.

Para reducir nuestra huella de carbono, todos podemos actuar, incluso como individuos. Se trata principalmente de cambiar ciertos hábitos y adquirir otros más respetuosos con el medio ambiente, y por tanto con nosotros mismos.

Acciones  para reducir la huella de carbono

Las consignas que seguir son: evitar el gasto superfluo de energía e intentar que los consumos sean lo más renovables posibles. Ejemplos para reducir la huella de carbono:

  • Reducir el volumen de residuos:
  • Trae nuestra propia bolsa de tela cuando vayamos de compras.
  • Evite comprar productos empaquetados o si compramos a granel, use una bolsa para diferentes productos.
  • Reutilizar al máximo los envases: bolsas, botellas, cajas …
  • Utilice los contenedores de reciclaje correctamente.
  • Limita la conducción: evita desplazamientos que se puedan realizar a pie y utiliza otros medios de locomoción, como transporte público, bicicletas, patinetes eléctricos …
  • Ahorre el consumo de energía:
    • Utiliza los electrodomésticos de forma sostenible: reduce el número de lavadoras aprovechando al máximo su capacidad, utiliza programas a menor temperatura y utiliza menos la secadora.
    • Regula el termostato de los sistemas de climatización: por cada grado ahorras entre un 5% y un 8% de electricidad.
    • Utilizar bombillas de bajo consumo.
    • Desenchufe los electrodomésticos cuando no los utilice, como cargadores de portátiles, pantallas de televisión, ordenadores … si se dejan enchufados, siguen consumiendo energía, por eso se les llama «vampiros de energía».

Contribución de las empresas en la reducción de la huella de carbono

Para reducir o compensar la huella de carbono o la huella ecológica, es necesario aplicar un conjunto de prácticas y dinámicas que aíslen o capturen el CO2 producido de la atmósfera.

Y esta no es solo una pregunta a nivel personal. Las empresas son actores sociales esenciales para lograr una transformación hacia una sociedad baja en carbono y amigable con el clima.

De hecho, muchas empresas se han adherido voluntariamente al registro de huella de carbono y algunas ya desean destacarse como «carbono neutral», es decir, aspirar a un balance de CO2 cero.

Beneficios del cálculo de la huella de carbono para las empresas

Es el mejor indicador del grado de ecoeficiencia de una empresa, lo que le permite optimizar su gestión.

Identificar oportunidades de ahorro.

Facilita la transparencia del impacto ambiental: permite que otras organizaciones completen su huella de carbono, y permite incluirla como criterio de selección de proveedores, materiales y diseño sostenible.

Brindar información confiable a los consumidores.

Posiciona a la empresa a la vanguardia del cumplimiento de la legislación ambiental vigente.

Es un elemento diferenciador en el mercado, promoviendo la sostenibilidad interna y externa.

Medidas para la reducción de la huella de carbono en las empresas

Todo comienza con un cambio de enfoque que permite políticas que den como resultado la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Las principales líneas de actuación son: implantación de energías renovables, políticas de movilidad de trabajadores y transporte de mercancías, implantación de tecnologías más eficientes, reducción del consumo de recursos y minimización de residuos.

Las empresas pueden aplicar una serie de medidas para reducir su huella de carbono, que tendrán un gran impacto ambiental y social.

  • Inscríbete en registros de huella de carbono.
  • Desarrollar un Proyecto Climático del Fondo de Carbono para una Economía Sostenible.
  • Reducir el consumo de materias primas, energía o productos.
  • Compensar la huella de carbono: realizar una aportación económica voluntaria a proyectos que logren reducir una cantidad equivalente de CO2.
  • Reducir el consumo de energía:
  • Utilice bombillas de bajo consumo.
  • Contrato de energía procedente de fuentes renovables.
  • Cambie los gases refrigerantes por otros con menor potencial de calentamiento global.
  • Programe el apagado y la desconexión automáticos del equipo.
  • Fomentar el trabajo flexible, para reducir el número de horas de los empleados en las instalaciones.
  • Centrarse en el abastecimiento sostenible: registrar proveedores o intermediarios que también tengan una huella de carbono.
  • Reducir o adaptar la movilidad de los trabajadores y el transporte de mercancías.

 

 

 

Llámanos al 913 56 63 88

Abrir chat
1
💬¡Hola! ¿Necesitas ayuda?
¡Hola, te damos la bienvenida a Hedilla Abogados! ¿En qué podemos ayudarte?