¿Cubre mi seguro los daños por la borrasca Filomena?

El temporal de nieve provocado por la borrasca Filomena ha dejado impactantes imágenes a lo largo de la geografía española, en concreto, en la zona centro de la península. Además de esta atípica estampa, la nevada más grande del último siglo ha dejado un sinfín de desperfectos tanto en inmuebles, coches y mobiliario urbano. En este artículo analizamos qué puntos cubre una póliza multirriesgo para Administraciones de Loterías, cuáles están exentos y cómo debemos proceder para notificar un siniestro.

Según cita el diario El País, durante el fin de semana que se ha producido la borrasca, se han notificado más de 5.500 siniestros en todo el país. La gran parte de ellos han sido por los desperfectos ocasionados por la acumulación de nieve en cornisas, canalones, etc., así como por la caída de árboles sobre vehículos e inmuebles. En el caso de los administradores de loterías

¿Qué fenómenos meteorológicos cubre una póliza multirriesgo?

En este caso hemos seleccionado una póliza multirriesgo de la compañía AXA. Es importante decir que este ejemplo que tomamos no es extrapolable al resto de pólizas puesto que, como en cualquier otro tipo de siniestros, cada compañía pondera y considera los casos de una manera totalmente distinta. Para conocer qué cubre y qué no cubre la póliza contratada, hay que consultar los epígrafes de coberturas básicas y, también, el de exclusiones.

Asimismo, debemos tener en cuenta que se pueden producir dos tipos de daños en nuestro negocio: los directos y los indirectos. Por ejemplo, los daños directos producidos por la nevada podrían considerarse:

  • La rotura de la banderola por la acumulación de nieve
  • Daños en la instalación eléctrica derivados de la acumulación de nieve

En el caso de la póliza Multirriesgo de AXA que hemos analizado, se encuentra en el GRUPO II apartado 3.2. Riesgos Extensivos.

En este caso se indica en su cláusula C que “LOS DAÑOS MATERIALES PRODUCIDOS POR LA LLUVIA, VIENTO, PEDRISCO O NIEVE siempre que, en cuanto a lluvia, se registre una precipitación superior a 40 litros por metro cuadrado y hora; en cuanto a viento, se registren velocidades superiores a 84 kilómetros por hora, y en cuanto a la caída de pedrisco o nieve cualquiera que sea su intensidad.

Estos daños quedarán garantizados únicamente cuando tales fenómenos se produzcan de forma anormal y que la perturbación atmosférica no pueda considerarse por su aparición o intensidad como propia de determinadas épocas del año o situaciones geográficas que favorezcan su manifestación.

El carácter anormal de estos fenómenos atmosféricos se acreditará fundamentalmente con los informes expedidos por los organismos oficiales competentes o en su defecto mediante aportación de pruebas convincentes cuya apreciación queda al criterio de los peritos nombrados por el Asegurador y el Asegurado.

Asimismo, se incluyen los hundimientos o ruina total o parcial de edificios, que se produzcan con ocasión o a consecuencia de asentamientos, hundimientos, desprendimientos o corrimientos de tierra, siempre que su causa sea la ocurrencia súbita de uno de los riesgos garantizados en el presente apartado y en el apartado B) anterior, excluyéndose en cualquier caso los daños debidos a defectos o vicios propios de los edificios asegurados.

Quedan cubiertos igualmente los daños por goteras, salvo cuando éstas sean imputables al mal estado de la cubierta anterior al fenómeno meteorológico amparado, o a falta de mantenimiento”.

Por otro lado, ¿qué se consideraría como daño indirecto?

La aseguradora podría considerar como daño indirecto, por ejemplo, la caída de un árbol y que ésta, a su vez, provoque un desperfecto en la fachada del negocio, en la banderola o inutilice la puerta de acceso a la Administración de Loterías.

En este caso concreto y, si la póliza contratada no cubre este tipo de siniestros, en primer lugar habría que identificar la propiedad del árbol en cuestión. Por lo general puede pertenecer a:

  • Ayuntamiento de la localidad
  • Comunidad Autónoma
  • Comunidades de vecinos

Una vez identificada la propiedad (en la mayor parte de los casos es una labor que realiza la propia aseguradora), el siguiente paso sería reclamar a la aseguradora del propietario del árbol en cuestión la indemnización pertinente. Esta gestión como la anterior, la llevaría a cabo la compañía con la que se tenga contratada la póliza pero puede existir excepciones.

Tomando como ejemplo la póliza Multirriesgo de AXA que hemos analizado, ésta sí contempla los daños causados por la caída de árboles. Lo indica en el Grupo VII epígrafe 4.5  Las roturas de Cristales, Vidrios, Lunas, Rótulos y Espejos.

Esta garantía comprende hasta la suma asegurada a primer riesgo, indicada en las Condiciones Particulares, los gastos de reposición, colocación y montaje de los bienes mencionados que se encuentren fijos formando parte de los muebles del Contenido, del Continente o de las obras de mejora y decoración fijas, asegurados por la póliza, por su rotura a consecuencia de cualquier causa accidental que no esté expresamente excluida.

¿Y si he sufrido una pérdida de beneficios fruto del temporal?

Es posible que el temporal haya imposibilitado la apertura de las Administraciones de Loterías. En el caso de la póliza Multirriesgo de AXA que hemos tomado como ejemplo, se contempla y se cubre esta casuística en el GRUPO I epígrafe 4.1 Pérdida de Beneficios como Consecuencia de Incendios, Riesgos Extensivos, siempre y cuando esté contratada.

Consejos a la hora de gestionar un siniestro

Para que la tramitación de la incidencia se sustente de cara a la aseguradora, lo más recomendable es cargarse de pruebas. Es decir, es obligatorio tomar imágenes de todos los desperfectos que se han provocado desde varios ángulos y que dejen bien claro que se trata de un daño directo o indirecto. Esto puede facilitar la gestión.

Por otro lado, es posible que desconozcamos las coberturas totales o las exenciones de la póliza, pero para evitar trámites estériles con las compañías de seguros se recomienda leer a fondo estos epígrafes. No obstante, Hedilla Abogados como despacho experto en Administraciones de Loterías y Estancos, ofrece su asesoría legal para resolver las dudas derivadas con respecto a los desperfectos de la borrasca Filomena.

traspasodeloterias

Author traspasodeloterias

More posts by traspasodeloterias

Leave a Reply

Llámanos al 913 56 63 88